EN EL ALCARAVÁN 4

10 de mayo de 2013

POETAS CONTRA LA DROGA







Más allá de la repercusión mediática que ha tenido, en los ambientes culturales, el libro “Poetas contra la droga” INVITACIÓN AL HOMBRE, sería sustancial que la idea sea promovida en otros lugares.

Del mismo modo que en los años setenta la poesía se vinculaba a todo tipo de movimientos sociales, desde la libertad, este puede ser el momento de que recobre, de forma independiente, parecidos pronunciamientos altruistas, como el que nos ocupa.

Antonio Colinas y J. M. Ferreira Cunquero. Acto presentación INVITACIÓN AL HOMBRE.  Feria del Libro de Salamanca  Foto: Elena Díaz Santana

La iniciativa que hemos llevado a cabo en Salamanca, de momento ha logrado su objetivo. Proyecto Hombre ha sonado en el novedoso y limpio altavoz que expande la voz de veintitrés poetas.

Con el apoyo del Ayuntamiento, que ha editado de forma atractiva y sugerente esta obra de gran valor literario, aparte de recaudarse fondos para la citada ONG, que goza de una reconocida reputación, se ha promovido un inicial movimiento que debe expandir su desprendido oleaje.

La hipocresía con las drogas no sirve. No vale callar y mirar para otro lado, cuando la bicha demoledora de las adicciones cada vez se aproxima con mayor celeridad a nuestro entorno.

La droga ya no se manifiesta en las calles como hace años, a través de los indigentes, que eran carne de rechazo y aceras. No. La droga coexiste entre nosotros vistiendo traje y corbata. En muchos casos como un parásito, se esconde viviendo en los lugares más exquisitos y remilgados.

Alguien, conocedor de estos asuntos, me comentaba hace unos días que, si supiésemos lo que se meten algunos personajes que deciden sobre nosotros en los momentos más delicados que nos incumben, nos quedaríamos bien jodidos. Mejor, no saberlo.

INVITACIÓN AL HOMBRE está funcionando de forma sorprendente, no sólo por la calidad de los poetas que han participado en él, sino porque la gente está respondiendo una vez más a la llamada de Proyecto Hombre como ONG de primera necesidad en estos momentos. Esperamos -ya digo- que en otras ciudades nos copien, o mejoren la idea. Y si hacemos falta para algo, es fácil dar con nosotros.
Publicado en El Adelanto de Zamora y en el de Salamanca 10.03.13

No hay comentarios:

Publicar un comentario