EN EL ALCARAVÁN 4

21 de diciembre de 2012

MENUDO BELÉN





J. M. Ferreira Cunquero


Cuando acababa de instalar la calefacción de butano en mi nacimiento, alguien me argumenta, que el Papa nunca ha dicho que se retiren los animales que siempre fueron necesarios para dar al Niño en el pesebre, calentura. 

El disgusto se me ha ido pasando, al caer en la cuenta de que puedo sustituir la mula por un asno. Y es que la cabaña nacional en este tipo de animales abunda por doquier y, como de cabestros, el ferial tiene dimensionados los aforos, al final podré salir de este asunto con solvencia.

No sé porqué no estoy disfrutando este momento. Vamos que no acabo de reventar de gozo, con la macro exposición chacinero-belenera que en estos días da la nota.

Nunca en la historia conocida tuvimos tantos personajes que, reproducidos como mala hierba, dan su punto cutre en el belén nacional del cachondeo.

Haría falta un santo padre, (digo yo que de la patria) no para prohibir mulas o bueyes, que por tradición son necesarios, sino para desmontar el descomunal belén que han levantado los mismos listos de siempre a nuestra costa. Un belén en el que, por estar cabreados los pastores, el ángel seguro que no ha de anunciarles nada.

Los vaqueros se han largado al tener hartura de tanto traficante que intermedia para tragarse por cuatro céntimos su leche; los funcionarios, sin paga extra, harán que no funcione lo que en estas fechas podría dar algún trabajo, y el personal de justicia, junto al sanitario y todo el etcétera de figurantes precisos en el nacimiento español de nuestros días, apáticamente deambula buscando, en la protesta, algún alivio. Eso sí, escoria tenemos para formar tantas cadenas montañosas, que me río yo de los Andes o del mismísimo Himalaya. De mierda, los muladares, nos hacen suponer, menos mal, eso sí, que tendremos para mucho tiempo buen abono.

Lo peor es la pobreza que va cayendo como una sombra por estas latitudes donde, en bruma, el horizonte hará posible, por muchos zapatos que aireemos, que se pierdan los Reyes magos.
Publicado en el diario El Adelanto de Salamanca y en el de Zamora 21.12.12


No hay comentarios:

Publicar un comentario