EN EL ALCARAVÁN 4

6 de octubre de 2012

ASUNCIÓN ESCRIBANO. POETA


J. M. Ferreira Cunquero

 
Poeta del silencio, de los versos contundentes, que nacen a golpe espiritual de escalofríos como última oración en cualquier noche estremecida. Poeta, que en íntima desnudez, explora la emoción, el vergel de la estructura donde ensueña la vida bautizarse en la humedad del verso.
No hace falta grito alguno que requiera un pedazo de gloria trashumante, porque ella tiene claro que la vanidad en poesía, más que lujo, es lija que restriega el fugaz resplandor en dos segundos. Por eso me rindo ante la sencillez de su llamada y, creciendo en existencia, me bebo su voz insinuante.
Asunción Escribano, una y otra vez, se asoma con sigilo a recaudarme en las entrañas pertenencias y, rondando de puntillas los cercos misteriosos del encuentro, sugiere con sutil armonía que me entregue. Y es que en la impactante geografía del silencio, se interpreta brotando hasta decirme que le arranco aullidos a su sangre, ceremonia vital de sugerencias que al pronto desentrañan algo más que cercanía.
La antología poética de Asunción Escribano, editada por la Diputación de Salamanca, tiene denominación poética de origen garantizada. Una entrega que estercola en los sentidos su mirada. Observación de suaves entornos que preñaron intocables horas de amor. Tenues luces que enmarcaron siluetas en neblinas, espacios poéticos en los que Asunción Escribano, una vez más, vuelve a hacernos suyos.
Es poeta humilde, de la sencillez que rehúsa poner su nombre en los luminosos encuadres mercantiles, donde la poesía se vende como fruta. La diáfana claridad de su vivencia la hace huir de los banales púlpitos, que anhelan el imbécil halago de los ignorantes. 
Esta antología, que lleva por título Solo me acarician alas, vertebra, en pleno augurio de otros versos, poemarios que esperan ver la luz, no tardando mucho, entre nosotros.
La poética reflexiva de Asunción Escribano incita a cerrar los ojos y sentir la musicalidad del asombro, que surge en plena hechicería de la palabra. Un poemario medido que nos acerca a su obra, para dejarnos urdiendo la necesidad de tornar permanentemente a su escritura.

Publicado en el diario El Adelanto de Zamora y en el de Salamanca 6.10.12

No hay comentarios:

Publicar un comentario